Declaración conjunta sobre Afganistán: proteger a las mujeres, les niñes, el colectivo LGBTIQ y otras personas vulnerables

 

Lea esta declaración conjunta
y vea la lista completa de organizaciones que la apoyan
en el sitio web de ILGA Asia

Nosotres, las organizaciones y personas abajo firmantes que trabajamos para promover los derechos humanos de las personas de orientación sexual, identidad y expresión de género y características sexuales diversas (OSIEGCS) pedimos la protección de las mujeres, les niñes, las personas LGBTIQ y otras personas vulnerables en Afganistán.

Desde el 15 de agosto, la toma del Palacio Presidencial de Kabul por parte de los Talibanes y el abrupto colapso del gobierno de la República Islámica de Afganistán suscitan preocupación por los derechos humanos y la seguridad de los grupos marginados del país. Además de las personas LGBTIQ y de las personas de diversas OSIEGCS, las mujeres, las minorías religiosas perseguidas, les periodistas y les defensores de los derechos humanos se han visto amenazades, y muches se han escondido por miedo.

Nos preocupan los informes de que los Talibanes ya están aplicando su estricta versión de la sharia, y se ha informado de que muchas mujeres y niñas temen participar en la vida pública y se enfrentan al riesgo de que se les prohíba volver a ir a la escuela y a la universidad. Nos entristece ver que los avances logrados durante décadas por los grupos de mujeres puedan revertirse de forma repentina y desastrosa. 

También tememos que las personas LGBTIQ sean aún más criminalizadas y perseguidas, ya que las autoridades de los Talibanes han declarado recientemente que se reinstaurarán las penas de muerte para los hombres homosexuales. Las personas LGBTIQ afganas ya viven con miedo a la violencia y los asesinatos desde hace varios años, y tememos que esta situación se agrave aún más. 

En el último informe de ILGA Mundo sobre la Homofobia de Estado (2020), Afganistán figura entre los países para los que no existe una total certeza jurídica de que la pena de muerte sea el castigo establecido para los actos sexuales consensuales entre personas del mismo sexo (ver aquí). La misma publicación también informa sobre las disposiciones explícitas de criminalización de la "conducta sexual entre personas del mismo sexo" en el artículo 646 del Código Penal de Afganistán de 2017 y su aplicación en los últimos años (ver aquí).

Aunque los Talibanes han anunciado una "amnistía general" en Afganistán y han hecho un llamamiento para que las mujeres se incorporen a su gobierno "de acuerdo con la sharia", es imperativo que cualquier forma de gobierno que se produzca, debe empoderar a las mujeres y a las minorías y basarse en los derechos humanos y en las prácticas basadas en la evidencia. Si los Talibanes quieren incluir a las mujeres, primero tienen que dejar de impedirles el acceso a la vida pública y a la educación y no perpetuar ningún daño contra las mujeres y las minorías.

La crisis de Afganistán es compleja y difícil, pero recordamos a la comunidad internacional que tiene la obligación moral de garantizar que la crisis política se difumine a través de una solución que dé prioridad a la autodeterminación del pueblo afgano, protegiendo al mismo tiempo a las personas vulnerables de los daños y la violencia.

Hacemos un llamamiento para los siguientes: 

  • Instamos a los Talibanes a respetar los derechos de todas las personas otorgados por la Constitución de Afganistán, los pactos internacionales ratificados por Afganistán, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y las normas internacionales de derechos humanos, independientemente de la OSIEGCS de la personas.
  • Exigimos que cualquier esfuerzo para detener esta crisis política se haga consultando a las personas vulnerables de Afganistán, incluidas las personas LGBTIQ y las mujeres. Sus derechos humanos no deben verse comprometidos por un acuerdo político de paz.
  • Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que proporcione asistencia humanitaria urgente y protección a todos las personas de Afganistán.
  • Instamos a los países a que abran sus fronteras y acepten a las personas refugiadas y solicitantes de asilo de Afganistán. Elogiamos el compromiso de Canadá de aceptar a 20.000 afganes vulnerables y dar prioridad a las personas LGBTIQ, a las mujeres líderes y a otros grupos, y esperamos que otros países sigan su ejemplo.
  • Hacemos un llamamiento a todes para que colaboren en la prestación de apoyo en su propia capacidad. Hacemos un llamamiento a los individuos y grupos para que hagan donaciones, a les donantes para que pongan a disposición fondos de emergencia y a las organizaciones para que ayuden a coordinar la recogida y distribución de fondos, teniendo en cuenta la falta de organizaciones LGBTIQ en Afganistán.

Consulte el sitio web de ILGA Asia para ver la lista completa de organizaciones que apoyan la declaración

Subscribe to our newsletters

Get updates on LGBTI rights issues, and on our work to support LGBTI civil society worldwide